‘El hijo de Yuri Gagarin’, pequeñas historias de grandes protagonistas

‘El hijo de Yuri Gagarin’ es una historia tejida con un hilo de muchas hebras. Son pequeñas historias de grandes protagonistas, historias sufridas y quizás por eso rápidamente olvidadas. 

No es una novela de denuncia al uso ni es una obra autobiográfica ni realista ni dramática ni muchas cosas más… es todo eso, en pequeñas dosis o en grandes cantidades.

Nuestro pequeño protagonista vive una vida en suspenso, con muchas palabras en la cabeza aunque es incapaz de pronunciar tan solo una. Es Max Z. y está esperando a que lleguen Papá y Mamá. Y su vida transcurre en una cotidianeidad que el lector tiene que entender como inaceptable.

Los -41º bajo cero es la temperatura que gesta sentimientos muy profundos:

La pena, el llorar de pura pena, el lamento triste que convoca a los demás. Esa melodía nostálgica que brota del alma de la niña que ha sido querida de forma violenta y cruel.

El miedo. Los miedos son preguntas que nos asaltan cuando estamos casi al final de los sueños. Miedos de niños de meses, miedos de adultos insatisfechos, miedos a una impuesta invisibilidad.

La esperanza. La férrea determinación de que un día llegarán los papás que han recorrido medio mundo para venir a verlo. Y todo porque le quieren. Porque son Papá y Mamá. Porque sólo ellos son capaces de hacer algo así. 

Y en todo el libro, un ser legendario: el astronauta ruso Yuri Gagarin, el ídolo imaginario que Max anhela como padre porque “es Yuri Gagarin. Le miro a la cara y tengo la seguridad de estar con el más grande, con el hombre que paseó antes que todos sobre el espacio. Él sabe los pases que han de darse. Él sabe volar. El héroe ruso que ve desde lo alto todo lo que ocurre en Casa-cuna. El dios justo que aceptará sin condiciones ser padre de cualquier criatura.

Rosario Alberca Palop (profesora de lengua y literatura española)

Imagen

Anuncios

Un pensamiento en “‘El hijo de Yuri Gagarin’, pequeñas historias de grandes protagonistas

  1. Si parlarem de joies, en què pensaríem? És clar que en or, argent, diamants, etc…Però vos dirè una cosa: ESTE LLIBRE ÉS UNA JOIA TAMBÉ! Sincerament no trobe les paraules exactes ni la quantitat exacta per a què este comentari puguera cabre en este ínfim espai. No les tinc…perquè en tinc moltes!
    Sóc lector profundament obsessiu (quan els fills em deixen, clar) i el que ha suposat esta petita (i curta!) aventura narrativa per a mi ha sigut impressionant. Extremadament descriptiva, immensament emocional, abrumadorament realista i sobretot tendra i directa al cor. Impossible no transportar-se a eixes estepes gelades amb cada paraula de la història.
    Per això i moltes coses més, recomane sense cap mena de dubte, esta petita joia literària amb la qual voreu la vida (i als vostres fills, si en teniu) d’altra manera. Un luxe haver-la llegit.

    Gràcies i enhorabona Santi!

    P.D.: Quin ull vas tindre amb “Max Z.”. Quina història et va regalar. Ens va regalar. Tardaré molt en oblidar-lo. Com tu supose.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s